Política
En la mira

Omar Exeni ¿borrón y cuenta nueva?

Omar Exeni diputado estafador con nueva SAS.
Fiambres y lácteos de Santa.

Criticado hasta el hartazgo, el legislador provincial que supera los cien cheques rechazados y principal figura de un audio que contiene todo lo que está mal en un representante popular, presentó una nueva figura comercial ¿tendal en puerta?

Nadie es profeta en su tierra, dice el refrán, pero Omar Exeni lo está logrando. Llegó a la Cámara de Diputados con la imagen de un empresario joven y exitoso. Con sus apenas 29 años, había llegado a la Cámara baja para poner orden desde la experiencia de quien sabe hacer negocios y gestionar, alguien que además no necesitaba del erario público para enriquecerse, ya que supuestamente ya lo había logrado.

Sin embargo, nada estaba más lejos de la realidad, Exeni escondía más de un muerto en el placar. El escándalo se desató cuando trascendió que el joven tenía la friolera de 125 cheques rechazados, que juntos sumaban un monto de 5.359.265,69 pesos. La información provenía del Banco Central.

En ese entonces, el autoproclamado miembro de “la nueva política” y “la voz de todas las Pymes pequeñas” en la legislatura, mantuvo a cara de perro su banca. Con la frialdad de una cámara frigorífica, como las que utiliza en sus fiambrerías, continuó adelante, como si nada.

No conforme con eso, un segundo escándalo estalló al poco tiempo. Ya en pandemia, los titulares de todos los medios de salta eran inverosímiles: “Exeni se auto pago el sueldo con los fondos ATP”.

Así es, el diputado y empresario recurrió a los fondos ATP para pagar sueldos de su propio negocio y, hasta ahí, todo está en regla. Solo que entre los sueldos cancelados con ayuda estatal figuraba el propio. Además de verse beneficiado con un jornal que promedia los 250 mil pesos por su ¿labor? legislativa, Exeni aprovechó la renombrada ayuda estatal para el comercio y la industria y se hizo liquidar un sueldo con subsidios nacionales.

Fue entonces cuando el compañero de lista de Mónica Juárez estaba en el pináculo del escándalo cuando apostó más fuerte y rompió la barrera del sonido de la caradurez, les ofreció a sus empleados recortarles el sueldo para mantener abiertas sus varias fiambrerías. Los muchachos, cansados del verso de Omar, lo grabaron. Como es sabido el audio se filtró.

En ese audio, Exeni quebró cuanta ley laboral exista en Argentina. Impedido de despedir personal, les propuso una reducción del 50% de su jornal, aunque hay que recalcarlo, sus negocios trabajaron normalmente, ya que, al ser vendedor de alimentos, no sufrió cierres por pandemia como si los sufrieron en otros ámbitos de la gastronomía y el turismo. Un completo cara rota, un estafador, Exeni.

Hoy, en el boletín oficial de la provincia de Salta, resaltó un edicto. La creación de una nueva figura económica SAS ¿Quién es el titular? Si, exacto, Omar Exeni. La nueva impronta del fiambrero solo deja una pregunta, los 125 cheques rechazados, la deuda de cinco millones de pesos, el recorte de personal en pandemia, los jornales recortados…

¿Acaso todo eso quedará en el pasado? ¿Su cargo lo exime de comportarse como una persona común y corriente? Queda muy mal un estado que fomenta que uno de sus representantes sea un probado estafador y explotador. Tarea para la casa de varios. El ejemplo es de lo peor en una Salta que está demasiado ajustada como para soportar este tipo de comportamientos.

Lectores: 183

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: