Política
Desmintiendo el relato de Sáenz

No venden su dignidad: los pueblos originarios advirtieron que no volverán a sus comunidades hasta recibir una respuesta

Los pueblos originarios pusieron los puntos y dejaron atónitos a los funcionarios provinciales.

A pesar de que con una foto intentó mostrar gestión y diálogo, el gobernador Gustavo Sáenz recibió un duro cuestionamiento por parte de los pueblos originarios, que aseguraron no estar "felices" con el trato recibido por el Gobierno.

En ese sentido, Abel Mendoza, titular de la Unión Autónoma de Comunidades Originarias del Pilcomayo (UACOP) leyó un duro discurso que dejó boquiabiertos a los funcionarios que se quedaron en el encuentro con los representantes indígenas, ya que Sáenz luego de sacarse una foto, se fue.

"Más allá de todo les quiero aclarar que no estamos felices nosotros, porqué queríamos ver un papel firmado, un acuerdo. Es muy triste el no llevar un buen mensaje hacia las comunidades", expresó el cacique que adelantó que hasta no tener un acuerdo firmado no se irán a sus hogares.

"Lamentablemente voy a decir a mi gente que nosotros no se vamos a ir de acá, porque lo que queremos es que haya al menos un papel firmado que diga una vivienda para Santa Victoria, Embarcación, Tartagal, eso nosotros necesitamos", indicó Mendoza, que continuó: "Lamentablemente no fue lo que encontré, lo que me dieron. Así que hermanos, estamos todos de acuerdo, vamos a permanecer acá hasta que se solucione este problema".

El Gobierno de Sáenz subestimó -una vez más- a los pueblos originarios, intentó inundar las redes con imágenes pero sin gestión ni acuerdos. Los representantes de las comunidades, firmes y dignos, continuarán en Salta capital hasta que les brinden una respuesta a sus pedidos.

 

Lectores: 84

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: