Información General
Abuso de poder

Mujer policía que fue dada de baja cuando estaba de carpeta médica lucha para que la reincorporen

Fátima María José Lazarte es una joven policía de Salta a la que dejaron sin trabajo por haber solicitado carpeta médica. (Fotos: NOVA)

Fátima María José Lazarte es una joven policía de Salta a la que dejaron sin trabajo por haber solicitado carpeta médica por ART por un año y medio, luego de haber sufrido una severa lesión en el rostro estando en servicio, que le afectó emocional y psicológicamente, por lo que le diagnosticaron depresión y angustia.

Luego del alta médica tras la lesión, la joven oficial estuvo recibiendo ayuda de un psiquiatra para recomponerse. Mientras se recuperaba, el 22 de febrero del 2018 le llegó una carta documento de la Jefatura de Policía donde le notificaron la suspensión, argumentando que había faltado sin causa y las licencias médicas no tenían justificativo.

Inmediatamente, María José se presentó a la Jefatura de Salta, en el área de salud, con los certificados médicos presentados, pero se dio con la grata sorpresa de que ahí no tenían ninguno de los documentos que había ido entregando durante su recuperación; además, sus inasistencias estaban registradas como faltas sin causa.

La primera suspensión fue por 30 días, luego se la ampliaron por tiempo indeterminado “hasta que se esclarezca todo”, aseguró a NOVA, la oficial que pide su reincorporación. Pese a que declaró y presentó las copias de todos los certificados que había presentado, pero no le levantaron la suspensión durante todo 2018.

Cuando Lazarte iba a Jefatura para preguntar por su sumario, le mandaban de una a otra oficina. “Me suspendieron cuando tenía dos meses de embarazo. Iba y venía y gasté mucho en pasajes para ver mi suspensión y no me daban respuesta”, narró entre bronca la suspendida policía.

El 22 de enero de este año la llamaron desde la Jefatura de Salta y la notificaron del retiro obligatorio. “Me dieron la baja, me corrieron a la calle en el transcurso que estuve suspendida. Se me cortó el sueldo, la obra social. Y no saben decirme por qué me dieron la baja”, protestó.

Lazarte relató que cuando era aspirante fue acosada por varios sus superiores a los que “nunca les seguí el juego”. En los años que estuvo trabajando, le hicieron las mil y una. En una ocasión, un compañero “me quiso violar en el turno de la noche, me manoseó”, y cuando lo denunció, los jefes policiales lo resolvieron internamente y todo quedo en la nada.

Finalmente, cabe precisar que la oficial hizo público su caso en la red social Facebook porque “necesito recuperar mi trabajo, es todo lo que pido. Por favor, no se olviden seguir compartiendo mis publicaciones, que no quede en la nada”, escribió.

Lectores: 1086

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: