Política
Interna

Moreno y el sueño de serrucharle el cargo al "Gringo" Marocco

El vicegobernador de la Provincia, Antonio Marocco.
Intendente de Vaqueros, Daniel Moreno.

El alcalde de la localidad salteña de Vaqueros estaría planeando todo para, en los próximos dos años, arrebatarle el puesto al actual vicegobernador de la Provincia. Asustado por la pésima gestión, el presidente del Foro de Intendentes anhela alejarse de sus electores enfundado en una estructura más amplia.

Con trabajo asegurado al menos por dos años más, el intendente de Vaqueros, Daniel Moreno, estaría preocupado ante el avance de las críticas, manifestaciones y escraches que viene sufriendo en el último tiempo por la poca o nula gestión a la hora de resolver los problemas que aquejan a la sociedad a la cual dirige.

En los últimos meses, una pancarta gigante, protestas de trabajadoras en negro que llegaron al Grand Bourg y el enojo de sus pares ante el avance de la justicia, habrían llevado al “mellizo” a tomar una decisión que podría llegar a molestar a una altísima autoridad provincial.

Es que ya se mencionó que, con vistas al 2023, el alcalde vaquereño tendría la intención de “serrucharle” el piso nada más y nada menos que al actual vicegobernador provincial, Antonio “Gringo” Marocco, quien en estos primeros meses de gestión pasó casi desapercibido en la función pública.

Moreno no es el único que quiere ponerse el traje de vice, ya habría otros intencionados como Antonio Hucena, el oranense que sigue siendo protagonistas de escándalos en toda Salta como las vacunas VIP, el maltrato a docentes y los hechos de violencia en su ciudad natal en donde hace poco fue denunciado por un abogado víctima de un atentado mafioso.

Aunque la lógica dice que “fórmula que gana, se respeta”, no sería descabellado pensar en que Gustavo Sáenz, en caso de presentarse a una reelección, decida cambiar a su compañero de fórmula por alguien, a lo mejor, con mayor exposición o llegada a la sociedad en materia electoral.

Lo hizo Juan Manuel Urtubey en su re-reelección cuando decidió mandar a Andrés Zottos al Senado provincial y cambiarlo por su competidor más fuerte, Miguel Ángel Isa, quien se encuentra a gusto en el sillón de la presidencia del PJ salteño.

Moreno tiene algo a su favor, desde que desembarcó como máximo referente del Foro de Intendentes, tiene un mayor acercamiento a la conducción provincial y sumaría el apoyo de gran cantidad de alcaldes salteños que, contentos con su gestión o también preocupados ante la inacción ante el avance de la justicia en la investigación de causas relacionadas a la corrupción en los municipios, verían con agrado que esa silla sea ocupada por alguien con mayor “autoridad” como la que supo tener el hoy funcionario Mario Cuenca.

Moreno, un ex aliado de Alfredo Olmedo y Juan Manuel Urtuey, tendría todo listo para, luego de las elecciones del 4 de julio, empezar a mostrar los “logros” de su gestión al frente de la villa veraniega que, más allá de la rivera con juegos de la salud y un cartel luminoso, y el anuncio de un nuevo puente que unía a aquella localidad con la Capital salteña, sigue haciendo agua en muchos frentes. Y, hablando de agua, los vecinos que viven cerca del cementerio siguen esperando por el vital elemento y las soluciones ante los desbordes cloacales que viven día a día.

Lectores: 82

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: