Judiciales y Policiales
Tres detenidos por la causa

Mónica Morales: "Espero que se haga justicia y le den la máxima condena a Santiago Zambrani"

Santiago Zambrani al parecer estaba obsesionado con Paola Álvarez

El lunes 15 de abril comienza el juicio por el femicidio de Paola Álvarez desaparecida el 5 de Mayo del 2017 y finalmente el 17 de Agosto fue hallada sobre ruta 9 camino a la cornisa.  El principal sospechoso es Santiago Zambrani y actual detenido el Alcaidía, como así también sus padres con prisión domiciliaria por presunción de encubrimiento.  

En diálogo con Mónica Morales, mamá de Paola, aseguró que lo que ella y su familia esperan es que se haga justicia, “hay muchas pruebas contra Santiago Zambrani y la madre más que nada. El padre no tanto, pero yo estoy segura que la madre fue la que lo ayudó a Santiago a ocultarla, no decir desde el principio que mi hija ya estaba muerta, cuando ella si sabía lo que había hecho su hijo. Ahora lo que yo espero es que se haga justicia y le den la máxima condena a Santiago Zambrani”, afirmó esta mamá.

Asimismo, dijo “ahora yo estoy con nervios porque sé que ese día va a ser duro para mí y para mí familia, porque sé que ese día cuando yo declare va a estar ahí él, su mamá, su papá, su hermano, que han salido ellos a decir cosas de mi hija que no eran ciertas. Desde un principio salieron a decir que estaba ella en el bajo, que estaba drogándose por ahí. Mi hija jamás, nunca pensé que ella se iba a ir así.  Porque ella era una chica que era muy responsable, siempre decía a dónde se iba, a qué hora volvía y yo no podía creer eso de ellos, lo que salían a decir”, exclamó Mónica.

Nuevamente, reiteró que espera que se haga justicia y le den la máxima condena para Santiago y la madre que pague de alguna forma, “no me importa cuántos años, sé que eso no me va a devolver a mi hija, ni a Guillermina su mamá, pero por lo menos va a liberar un poco este dolor y dar un cierre a esta etapa tan fea que nos tocó vivir. Y bueno poder comenzar de nuevo y a ella dejarla descansar en paz”, sostuvo.

Por último, recordó que Zambrani “estaba obsesionado con ella, que él quería tener una relación con ella y ella no quería, eso sí lo hice. Como ellos eran amigos, ella decidió cortar esa relación de amistad y él al parecer no quería y es por eso me parece que él decidió buscar cosas para matarla. Porque se ve que le meses atrás ya estaba buscando cómo hacerlo y bueno terminó matándola y yéndola a tirar a ese lugar”.

Los indicios de que Zambrani es el culpable

A los días de la desaparición  de Paola, Zambrani le envió un mensaje a una amiga diciéndole "Me mandé una cagada". Asimismo, el último día que se la vió, estaba con él.

Otra de las pruebas que dejó, es que él ya la daba por muerta cuando aún se la seguía buscando. Zambrani publicó el siguiente mensaje en su Facebook que luego, al darse cuenta lo borró: "Hoy he perdido a la persona que más amé en este mundo, no sé por qué ni cómo ahora todos me juzgan y me culpan, ya mi vida no tiene sentido. La encontrará allá arriba, por fin podré estar a tu lado sin importar lo que los otros piensen u opinen. Voy en tu búsqueda". Los padres de Zambrani, "al momento de tomar conocimiento de que las pesquisas policiales se orientaban hacia la posible detención de su hijo, decidieron entorpecer el trámite investigativo".

Asimismo, el fiscal indicó que de una profunda investigación, la que se hizo a partir de entrevistas, redes sociales y declaraciones testimoniales, se pudo establecer que en febrero de 2017, Zambrani fue protagonista de episodios de violencia en contra de Paola, un anuncio de lo que vendría.

La prueba más contundente es que días antes de la desaparición de la joven, el acusado buscó pastillas como el “clonazepan, para adormecer a la víctima” y también realizó búsquedas en torno de los efectos de esta droga en Google.
El fiscal sostiene “de lo actuado se tiene entonces acreditado con suficiencia que Zambrani, entre la noche del 5 de mayo de 2017 y la madrugada del día siguiente, en la vivienda ubicada en calle Ramón Valle 64 del Autódromo resolvió quitarle la vida a la joven Paola Álvarez, a quien primeramente habría dado a ingerir (subrepticiamente) una sustancia apta para provocar su somnolencia (clonazepam), mezclada con alcohol (cerveza), todo ello tendiente a quebrantar su voluntad o posible resistencia, para luego estrangularla (asfixia mecánica)”.
“Posterior a lo cual dispuso del cuerpo de la misma, cargándolo a bordo de la camioneta, VW Amarok, y dirigirse por ruta 9, denominado camino de cornisa, donde arrojó el cuerpo al vacío”, señaló el fiscal al fundamentar su acusación.”

Lectores: 387

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: