Política
Internas

Martín Grande amaba el dióxido de cloro, ahora pide vacunas a gritos

Martín Grande, diputado nacional.

Parece que la pandemia y sus efectos empezaron a hacer efecto en algunas personas que se creían inmunes por seguir alguna indicación que brindaban desde Buenos Aires. Tal es el caso del diputado nacional por Salta, Martín Grande.

Sí, el mismo que promocionaba las marchas “anti-vacunas” en las que se golpeaba y escupía a periodistas en Salta, o la famosa marcha por las “dos vidas” en el norte del país. Grande, es muy conocido en su provincia, aunque no tanto para bien.

Es más, Facebook decidió cerrarle la cuenta porque promovía el consumo del dióxido de cloro, algo que no está aprobado a nivel mundial y que ponía en riesgo la salud de miles de argentinos.

Lo cierto es que este domingo, Grande se manifestó contra el gobierno de Alberto Fernández ante el gran faltante de vacunas que sufre la provincia frente a una nueva ola de casos de coronavirus.

Aparte de eso, se sumó a la iniciativa del bloque de Juntos por el Cambio en el que solicitan a Nación que privados puedan negociar con las farmacéuticas para que permitan a este sector (privado), adquirir antídotos y que éste, a modo de retribución, entregue un porcentaje de lo comprado a la cartera de Salud.

“Alerta, nos corre el tiempo, la salud no tiene grietas”, tituló el legislador salteño y mencionó que “Anuncian la llegada de la segunda ola de Covid-19, sin vacunas. Se prevé que en marzo de 2022 los mayores de 60 años tendrán sólo 1 dosis aplicada. Por esto le proponemos al gobierno, descentralizar la compra de vacunas y permitir que las provincias, obras sociales y todos los sectores de la salud tengan la autonomía para hacerlo” expresó en redes sociales.

Para Grande, es una mentira que haya desabastecimiento de vacunas en el país, sino que lo que hay es “inutilidad” por parte del Gobierno Nacional. “Acaba de aterrizar en Chile un vuelo con 2 millones de vacunas más, mientras nosotros llevamos 7 vuelos con tan sólo el 1 por ciento de vacunados. Reitero, son medidas que deben tomarse de manera urgente, no hacerlo implicaría la muerte de miles de argentinos” concluyó a pesar de haber sido uno de los mayores detractores de la vacuna durante la llegada al país.

De esta manera, el legislador se suma a las críticas del PRO que encabezó la presidenta de esa fuerza política y ex ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, quien criticó el pasado viernes que “solo” llegaran 330.000 dosis de vacunas provenientes de Rusia y que las mismas arribaron “sin una proyección de más entregas”. “Que las provincias, obras sociales y todos los sectores de la salud puedan suministrar por su cuenta” pidió Bullrich, pedido al que se sumó Miguel Ángel Pichetto y varios legisladores del PRO.

Lectores: 173

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: