Política
Caos

Las donaciones del influencer Santi Maratea en el ojo de la tormenta

Santiago Maratea llegó al chaco salteño, para realizar la entrega formal de lo reunido.
Santiago confió en su amigo originario y procedió a bajar de mercadería no perecedera en el territorio de Carlos Funes.
Makar fue destituido por el Concejo Deliberante.
Rodolfo Franco es el doctor a cargo de la misión chaqueña.

Maratea es un caso único, con la sola proposición a sus seguidores ya cosecha a lo grande y en millones. Una de sus últimas campañas, en favor de los originarios de La Misión Chaqueña -a escasos kilómetros de la localidad de Embarcación- ya genera polémica.

Es típico, cuando una buena acción se lleva a cabo de modo desorganizado, y sin la presencia de personas capacitadas atrás, las cosas suelen terminar en cualquiera, o al menos es la sensación que terminan dando.

El influencer logró reunir un monto cercano a los tres millones de pesos, más dos vehículos 4x4, y un acoplado lleno de mercadería, todo en nombre de una comunidad aborigen. Los problemas comenzaron en la misma comunidad, cuando Santiago Maratea llegó allí, al chaco salteño, para realizar la entrega formal de lo reunido. Todo sucedió en tiempo real, con un montaje extraordinario a cargo del grupo de fotógrafos y realizadores audiovisuales que trabajan para esta estrella mediática.

El primer dato fue que, en el lugar, Maratea anunció que uno de los vehículos, más la mercadería y el efectivo quedaban bajo potestad de “su amigo”. Omar Gutiérrez es un chico de la etnia wichi que estudia en buenos aires, quiere ser abogado, y ambos a la vez, se conocen de un espectáculo en el que confluyeron, de ahí su amistad. Maratea reconoció en ese momento que “Omar es mi amigo, es quien confío y el administrará las donaciones”.

El resultado fue una rápida asamblea de caciques, y el inmediato corte de rutas. Un discurso encendido en lengua originaria avivó la atención de Omar, que entendía perfectamente de qué se trataba: “Están llamando a la violencia”, le dijo a su amigo influencer.

La segunda camioneta iba a quedar en manos de la fundación “Pata Pila”, al lugar se había apersonado Diego Bustamante, titular de la fundación. Esta fundación trabaja en la zona realizando ayuda humanitaria a diferentes comunidades. Y a pesar de que no visitan La Misión Chaqueña, a partir de la donación de dicho vehículo -que iba a ser adaptado como un consultorio móvil para atender casos de desnutrición- Bustamante se comprometería a Visitar al menos una vez a la semana a dicha comunidad.

Al ver lo que sucedía, y la improvisación de Maratea, más la desafortunada idea de dejar todo lo recibido en manos de una familia y no de la comunidad toda, Bustamante dio un paso al costado y renunció al vehículo, retirándose previo aviso al influencer. El director de Pata Pila es un conocedor de los vericuetos en los que los desvergonzados lucran con estas actividades y se dio cuenta en el acto que esto lo afectaría más de lo que lo beneficiaría.

En medio de un ambiente caldeado, oficiales de la policía de la provincia de Salta, le dijeron a Santiago Maratea que sería mejor que ellos los escolten para salir de ahí.

Ya en Embarcación, Maratea cometió el segundo grave error. Alguien le aconsejó que dejara las donaciones en el galpón de la municipalidad. Muy a pesar del intento de aviso de personas locales, Santiago confió en su amigo originario y procedió a bajar de mercadería no perecedera en el territorio de Carlos Funes. El mismo, junto a su esposa y al presidente del Concejo Deliberante de la ciudad, forman parte de una investigación federal en donde se los acusa de desviar mercadería destinada a ayuda humanitaria en Fortín Dragones (esto a causa de una inundación en el 2018) hacia un galpón sito, en una finca privada. El uso que se le pensaba dar a esa mercadería era espurio, venta y campaña política. Makar fue destituido por el Concejo Deliberante, luego de que la justicia salteña ordenó volver atrás, y actualmente continúa como presidente del Concejo, bajo protección de Carlos Funes. Ellos resguardan esa mercadería.

Durante la semana, trascendieron duras declaraciones del médico Rodolfo Franco, quien es el doctor a cargo de la misión chaqueña, quien en varios medios informó que ante una necesidad e imposibilitado de llegar a ver a un paciente, le solicitó a Omar Gutiérrez que lo lleve. Los caminos son insorteables y era necesario ir en una 4x4. Omar Gutiérrez se negó. A lo narrado por el médico, este cronista lo indago sobre el destino de la mercadería, y el médico acusó que la misma no se había entregado aún y que tenía como destino la campaña política que está comenzando.

Al ser consultado sobre este tema, Omar Gutiérrez aseguró que aún no había tenido tiempo. Todo muy flojo de papeles. Lo cierto es que en sus manos quedaron casi tres millones de pesos, dos camionetas 4x4, y un acoplado lleno de mercadería. Todo producto de una campaña de donaciones organizada en nombre de “La comunidad de la Misión Chaqueña”, y no de la familia Gutiérrez. A modo de cierre, es importante agregar que el hermano de Omar, también de la etnia Wichi, es el representante de la municipalidad de Embarcación, ante la comunidad de la Misión Chaqueña. Imposible no sospechar, hay muchos deditos pegados.

Lectores: 110

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: