Gremiales
Querían reducir las sesiones de sus hijos

La obra social de Camioneros en crisis desde el 2017: la lucha de una mamá con dos niños con autismo

Eliana González aseguró que tener un hijo con discapacidad "ya es difícil y ningún papá debería pasar por eso"

Llegó a la redacción de NOVA el caso de Eliana González, mamá de dos niños con autismo la cual el martes sufrió un inconveniente con la obra social de Camioneros. Ella presentó un plan de trabajo  en enero, para que se aplique de febrero a diciembre una cantidad de 12 sesiones por mes, como lo piden los profesionales y lo avala el pediatra, pero no se las quisieron dar porque les deben a los profesionales y algunos de ellos se niegan a atender a los niños.

Pudo saberse que Camioneros tiene una deuda con los prestadores que vendría desde el año 2017 y 2018, y por esta razón algunos profesionales se estarían negando de seguir atendiendo o dar menos sesiones a los pacientes. Desde la Gerencia, responsabilizan a la Superintendencia de no pagar a los prestadores.

Asimismo, dejaron en claro desde Camioneros que hoy no tienen el dinero para pagar a los prestadores de una sola vez, sino a través de un Plan de pago.

Eliana manifestó a este medio “no quiero creer que se van a tener que cortar las sesiones de mis hijos por un problema como ellos plantean que es un problema del Estado que no está pagando a las obras sociales. Yo creo que eso lo tienen que pelear ellos también, pero no ponernos a los papás como rehén o ponerlos como intermediarios de algo que les está pasando a ellos como obra social”.

Continuó comentando que hasta el día martes no había tenido contestación sobre su pedido. “La obra social lo que hizo ayer fue citar a todos los profesionales para llegar a un acuerdo en la forma de pago. En esa reunión también me presenté yo como mamá de los afiliados y me hicieron retirar de esa reunión delante de las profesionales de una manera muy fea, muy incómoda, la cual yo me retiré. Me dijeron que una vez que terminen de hablar con los profesionales me iban a hacer pasar a mí y me iban a explicar de qué se había tratado. Yo sé que estaba en todo mi derecho de participar de esa reunión, porque se iba a tratar temas de mis hijos que son menores. Las profesionales se tenían que ir, pero de la obra social no me atendió nadie”, relató.

En relación a esto, manifestó su preocupación ya que quieren reducirle las sesiones a sus hijos “porque no la quieren pagar ellos, cuando está todo bien presentado y testificado por qué lo necesitan. Ante mi enojo, me comuniqué con personas directivas de la obra social, me citaron para la mañana del miércoles, me pidieron las disculpas correspondientes, las cuales yo acepté. Ellos hoy me convencieron que si se van a concretar las 12 sesiones después de todo lo que tuve que vivir y pasar de tener que llevar a un escribano para que avale lo sucedido, de tener que haber pedido a la mañana un abogado que haga un recurso de amparo”, afirmó esta mamá.

“Ningún papá tiene que pasar por esto. Tener un hijo con discapacidad ya es difícil, tendrían que ver ellos de rever las personas que están encargadas de recibir las carpetas, un buen trato para los papás, ellos ya van con una carga y encima ellos le dan otra, les dan mil y un vueltas, nos pilotean,  hay cosas que no nos explican, hay cosas que directamente nos dicen que no, cuando nosotros conocemos nuestros derechos. Tenemos que ir a pelearlas porque si, como por ejemplo el transporte, que sabemos que es un derecho por ley con él solo hecho de tener el carnet de discapacidad, aunque muchas veces nos lo niegan”, lamentó Eliana.

Lectores: 1348

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: