NOVA Show
Crecimiento

Florencia Pozo: "El modelaje es un arte donde podemos proyectar infinidad de emociones"

La joven modelo de 19 años es oriunda de Salta.
Estudia medicina en la Universidad Nacional de Tucumán.
Cumple su sueño día a día.

La joven modelo de 19 años, Florencia Pozo, oriunda de Salta en diálogo con NOVA recordó sus inicios en el mundo del modelaje e hizo hincapié en la profesión con vistas al futuro. 

“Arranqué hace muy poco tiempo, 3 meses aproximadamente, es la primera vez que me veo inmiscuida en este rubro particularmente. Desde que tenía 12 años aproximadamente tenía ese deseo y si se quiere, ‘asunto pendiente’ de intentar ser modelo. Finalmente lo hice, el glamour es algo que tengo muy metido”, dijo.

En su fase de “aprendizaje de conceptos básicos”, Pozo transcurre los días como enseñanzas nuevas “por lo cual buscó perfeccionar las bases y posteriormente buscar mis fortalezas para ‘exprimirlas’ al máximo”. Además, resaltó que fuera del modelaje estudia medicina compenetrandose en sus dos pasiones diarias.

Con sus sueños a flor de piel y el apoyo de su familia, la joven modelo sigue intentando y mejorando en el día a día con su postura bien clara: llegar lejos.

Para ella, “el modelaje es un arte en cual por medio del rostro en los gestos, la combinación en las paletas de colores, el maquillaje y la caminata podemos proyectar infinidad de emociones como en el teatro, el cuerpo de nosotros se vuelve ese lienzo que se adecúa al diseñador, fotógrafo o marca que lo ‘pinta’”.

Por ello, proyectó que su “deseo en sí es que todos podamos trabajar con marcas, además de que me gusta muchísimo la idea de estar en una pasarela. Mentiría si dijera que no adoro que me saquen fotos. Por eso mismo busco aprender no sólo la manera correcta de posar o caminar, sino también lo hago para encontrarme a mí. Encontrar mi propio estilo, encontrar cómo expresar ese ‘arte’ en frente de una cámara o en una pasarela”.

“Quiero seguir aprendiendo y adquirir experiencia en este mundo, seguir conociendo gente nueva que se nos una. Quiero encontrarme yo y ayudar a otros a encontrarse también. El día a día para mi es una mezcla de un dolor de pies terrible por el lapso de tiempo extenso que pasamos con los zapatos y un ‘lo hice’, porque al final del día vale la pena el esfuerzo que hacemos, porque son pequeños pasos a esas metas que tenemos. Y es una enorme satisfacción conseguir esos logros que a veces vemos imposibles”, comentó.

Por último y como dato no menor, la joven de 19 años dijo: “Cada uno de nosotros tiene su propio lugar, y me parece importante recalcar que acá todos luchamos por ser un grupo de modelos profesionales sin estereotipos. Lucho tanto porque siento que hay mucha gente a la cual los sueños se le vienen abajo por no encajar en el modelo ‘ideal’ de belleza. A veces ese estereotipo puede hacer muchísimo daño, en mi caso, sufrí anorexia nerviosa”. 

“Quiero pelear para que un día el modelo ‘ideal’ sea el ser libre. Libre de sentirse cómodo en el cuerpo con el que nacimos. Libre y feliz si decidí tener kilos de menos o kilos más. Libre de ser baja de estatura o muy alta. Libre de tener el pelo muy largo o muy corto. Libre de hacerme una operación estética si así lo deseo y que ninguna de las cosas mencionadas antes me hagan sentir inferior a nadie. Quiero que todos se sientan libres de sentirse capaces de cumplir sus sueños sin que exista una barrera de estereotipos”, agregó.

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: