Política
Tipo grande

¿Es o se hace? Nacho Jarsún, el diputado salteño que vive metiendo la pata

Ignacio Jarsún Lamónaca, vicepresidente primero de la Cámara de Diputados de la Provincia.
El legislador se "afanó" un proyecto originario de Entre Ríos.
El proyecto buscaba "proteger y difundir la identidad y tradiciones Salteñas".
El diputado de Salta publicó en su cuenta verificada de Facebook una foto de la concejal de Capital, Candela Correa, en ropa interior. La imagen, cabe destacar, no es una imagen pública.

Que se las ingenia para estar en las primeras portadas de los portales digitales, no se lo discute. Pero estar por estar, sin siquiera medir cada uno de sus actos puede costarle caro en un futuro. Olmedo hay uno solo en Salta, pero parece que los papelones le sientan bien a un diputado que cada semana nos deja un título para subir. Tal vez es por la edad, pero más de uno dirá “tipo grande ya”.

Hace unos años, Ignacio Jarsún Lamónaca pintaba para ser un gran político salteño. Nació en 1986 dentro de una familia de un buen pasar económico. Tras su experiencia como “Pumita” (seleccionado argentino Juvenil de Rugby), incursionó en la política de su municipio natal, Rosario de Lerma, ingresando a los 21 años de edad como concejal en el año 2007. Fue reelecto en el cargo en el año 2009 y en 2011 accedió a una banca como diputado provincial.

Durante ese tiempo, Nacho donó todo o gran parte de su sueldo a comedores asistenciales, lo que lo convirtió rápidamente en una persona muy conocida y hasta querida por gran parte de los salteños que pedían a gritos más políticos como Jarsún. Pero como dice el dicho: escobita nueva barre bien. Con los años, la carrera del rosarino fue girando en torno a la avaricia y el poder.

En 2015 fue electo intendente de Rosario de Lerma dejando atrás al eterno Sergio “Topo” Ramos. En aquella ocasión, llegó junto a la fórmula Romero + Olmedo “Salta nos Une”. Debe ser en este período donde aprendió las malas mañas del ambiente político que terminan posicionándote de forma mediática en la sociedad. No hace falta mencionar la calidad de Olmedo para ser protagonista de distintos escándalos. Bueno, Nacho aprendió eso.

El año pasado, ya como legislador y autoridad de la Cámara de Diputados de Salta, tuvo algunos momentos de protagonismo junto a su pequeño amigo, el empresario Omar Exeni.

Luego de un aberrante caso de violación y femicidio de una menor en Tucumán que terminó con el asesino linchado y muerto, Jarsún salió a declarar públicamente en redes sociales que deberían permitir la pena de muerte. Esto le valió una causa por incitar al odio, pero poco importó.

Al poco tiempo, presentó junto a su “Robin Fiambrero” un proyecto de ley que buscaba dotar de pistolas eléctricas tipo Tasser a la Policía de Salta, por lo que le llovieron críticas de todo tipo y de diversos sectores.

Al 2021 Nacho no lo quiere desperdiciar. Y si bien él no sería candidato directo ya que le quedan dos años como legislador provincial, no hay quienes no desestiman que pueda aspirar a una banca en el Congreso de la Nación, por lo que hace lo que sea para estar en boca de todos.

Hace menos de una semana, al arrancar el último viernes de enero, la cuenta oficial de Facebook de Jarsún posteaba en historias una foto, aparentemente privada, de la concejal salteña Candela Correa, conocida por posar provocativamente en fotos apelando a su belleza externa. Pasados unos minutos la foto fue borrada y fue el Community Manager quien salió a pedir disculpas por “equivocarse de cuenta”. Pasó la semana y la anécdota quedó prácticamente en el olvido.

Pero en menos de 7 días el rosarino se las arregló para volver a estar en los medios de comunicación. Esta vez, no tuvo mejor idea que afanarse un proyecto originario de la ciudad de Entre Ríos. Eso sí, lo hizo con la premisa de proteger y difundir la identidad y tradiciones Salteñas. Algo así como un Robin Hood del norte, que se roba ideas que adelantan, para traerlas a una provincia que cuenta con funcionarios que atrasan.

Claramente, el legislador de Rosario de Lerma busca llevar agua para su molino, como dice el dicho, ya que su presentación se da en el marco del debate impulsado por un grupo de abogados proteccionistas para que se acaben los desfiles a caballo. Eso sí, Ignacio no dudó y “copypasteó” porque no quería ser original.

Habrá que estar atentos a los nuevos posteos de Nacho en las redes sociales, uno nunca sabe lo que se le puede ocurrir al diputado para seguir demostrando que el pueblo le importa poco, y es mejor “tribunear” con proyectos, que buscar quedar bien con la crema de Salta y no con el ciudadano que tiene temas más importantes en qué preocuparse en plena pandemia.

Lectores: 422

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: