Legislativas
Muy democrático todo

Elecciones PASO: diputados salteños votarán a favor de la chequera

La mayoría saencista de la Cámara de Diputados votará por eliminar el sistema de Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

En una sesión en la que se intentará hacer hincapié en el costo económico, la mayoría saencista de la Cámara de Diputados votará por eliminar el sistema de Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

Como ya lo adelantó NOVA en semanas anteriores, la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Salta, confirmará el proyecto de eliminación de las PASO, ya aprobado en la Cámara de Senadores provincial. El mismo baja, muy convenientemente, desde la oficina principal del Grand Bourg, y tiene un único fin: eliminar la democracia en la provincia de Salta.

Todo lo que no se hizo en materia de gestión, toda la energía que no se aplicó a gobernar lo mejor posible para que los daños provocados por la situación del coronavirus sean mínimos, sí se hizo con la intención de acotar el sistema electoral provincial. El plan macabro tiene un único fin: manejar la provincia a dedo, sin oposición, sean cual sean los resultados. El ideólogo de todo esto tiene nombre y apellido, Gustavo Sáenz.

La soberbia con la que se dejó de lado temas vitales para la provincia causó no solo atraso y mayor pobreza, sino también muertes. Los fallecimientos de niños originarios debido a causas relacionadas con desnutrición, como lo poco hecho en relación al equipamiento de la provincia para contener la escalada de casos de coronavirus, están ya en el pasado. La sociedad pareciera tener, hoy más que nunca, una memoria a corto plazo.

Es triste recordar que los pueblos que carecen de memoria son los pueblos más vulnerables. La memoria a corto plazo posibilita que los sucesos negativos se repitan, incluso los que ya pensábamos que estaban superados y que jamás podrían volver a darse. Salta se encamina a transformarse en una nueva Formosa. Un capanga que manda a un pueblo hambreado que aplaude en actos a cambio de dos paquetes de fideos y medio kilo de azúcar.

La votación de los diputados provinciales tendrá como consecuencia que desde una o dos oficinas de la Casa de Gobierno de la provincia de Salta se elijan los candidatos de todos y cada uno de los partidos políticos de la provincia, con la excepción del Partido Obrero, cuyos propios líderes se encargará de boicotear los intereses de su propio caudal electoral.

Sáenz es hoy una de las patas principales del poder massista en nuestro país, a la vez que mantiene una excelente relación con Alberto Fernández. El Partido Justicialista está en su bolsillo, uno de sus más estrechos colaboradores es el mandamás del PJ salteño, Pablo Outes. Dentro del mismo partido, la minoría kirchnerista a ultranza ya está domesticada y mansa.

Por otro lado, los principales dirigentes del PRO en Salta son parte del fallido gabinete de Gustavo Sáenz, o legislan a nivel nacional en su nombre. Hablamos del ministro Martín de los Ríos y el diputado nacional Martín Grande. El PRO salteño armará listas convenientes para el gobernador, es un hecho.

La UCR y los Renovadores de Salta no son una opción electoral masiva, pero los armadores saencistas continúan intentando colocar troyanos a diestra y siniestra, es solo cuestión de tiempo. Quedará el ejército de partidos provinciales cuyos titulares responden directa o indirectamente a Sáenz, y luego la nada.

La mayoría de los diputados que alzarán sus manos en un nefasto voto positivo son, básicamente, personas poco preparadas e ignorantes respecto de la importancia de la democracia. Los unifica un solo objetivo, permanecer sentados en sus bancas durante la mayor cantidad de tiempo posible, con el solo fin de enriquecerse. Ser diputado no solo significa cobrar 250 mil pesos mensuales, también es tener acceso a nombramientos y cargos de apoyo político. Es ahí en donde están las ganancias, las PyMES familiares montadas en torno de cada uno superan en rentabilidad a cualquier negocio privado.

En nombre del pueblo y la necesidad, una caterva de impresentables dará la forma final de las listas en las elecciones 2021. Un partido único, un líder único y un único objetivo: hacerse con la suma del poder público, y con ello, de la totalidad de las arcas del estado. Mientras, el hambre seguirá siendo la constante de aquellos quienes no pueden acceder a una voz o un voto. El siglo veintiuno encuentra una Salta retrógrada. Impensable.

 

Lectores: 118

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: