Política
Inquietud

El chango Galíndez se mandó una changa, y qué changa

El secretario administrativo metrosexual de la Honorable Cámara de Diputados de la provincia de Salta, Gastón Galíndez, se encuentra desde el miércoles, 31 de marzo, en su domicilio con diagnóstico de Covid-19 positivo.
El diagnóstico se conoció un día antes de la apertura de sesiones ordinarias en la legislatura provincial.
Gastón Galíndez no fue cuidadoso, sino todo lo contrario.
El musculoso abogado que evita por todos los medios no ejercer su profesión, no dudó en presentarse en un acto oficial de entrega de viviendas.

El secretario administrativo metrosexual de la Honorable Cámara de Diputados de la provincia de Salta se encuentra desde el miércoles, 31 de marzo, en su domicilio con diagnóstico de Covid-19 positivo. El diagnóstico se conoció un día antes de la apertura de sesiones ordinarias en la legislatura provincial.

Una desgracia, pero el detalle es que Gastón Galíndez no fue cuidadoso, sino todo lo contrario. El lunes 29, el musculoso abogado que evita por todos los medios no ejercer su profesión, no dudó en presentarse en un acto oficial de entrega de viviendas.

Como es lógico y esperable, la codiciada foto junto al gobernador que lo acerque a una candidatura o lo ponga en radar es codiciada en extremo por Galíndez, que suele bañarse en cremas y hacer ejercicio todo el año con el único fin de aprovechar dichas oportunidades.

El problema, sin embargo, trascendió recién hoy, 2 de abril. El gobernador de la Provincia optó por permanecer en su residencia debido a algunas molestias que podrían llegar a traducirse en síntomas. Ayer, 1 de abril, durante su discurso de apertura de sesiones, Gustavo Sáenz carraspeó un par de veces.

Muchos estrés y cansancio, es lógico que pase por dichas afecciones. Pero las molestias ya fueron más evidentes, y por recomendación de su entorno, optó por no salir hasta tener resultados. Gustavo Sáenz, como es de público conocimiento, no quiso recibir la vacuna Covid-19.

Sin embargo, el contacto con Galíndez se produjo el lunes, y se cae de maduro que todos lo señalan. Además, durante el acto, el eterno funcionario público que carece de votos -aunque intenta ponerle onda- también mantuvo contacto con el Tuty Amat (su jefe directo y protector), con el presidente del Concejo Deliberante Capitalino (se lo ve en las imágenes publicadas por prensa del Gobierno de la provincia de Salta), y varios otros funcionarios que ya deberían estar en sus casas, guardados, para salvaguardar la salud pública.

La ausencia del gobernador Gustavo Sáenz, hoy en los actos de Malvinas, fue llamativa, y tras ser consultado por esto, Esteban Amat aclaró que “me habló Francisco Benavidez (concejal) y me pidió que lo reemplace”, aclaró el presidente de la Cámara baja, autoridad a cargo de la formalidad. Y sobre los síntomas, dijo que son “dolor de garganta, un resfrío” y que permanecerá fuera de actividades hasta “hacerse los estudios”.

Amat, quien fue muy criticado desde muchos sectores luego de haberse vacunado en enero pasado, sostuvo que el gobernador “totalmente debería haberse vacunado” en el mismo momento que él y aseguró que el mandatario “priorizó a los demás”.

Y sobre el contacto con el gobernador, en el que Galíndez expuso al mandatario, Amat aseguró que “Son conjeturas lo del aislamiento”, minimizando responsabilidades e intentando deslindar a nuestro Johny Bravo calchaquí: “Yo también estuve en el acto, pero no tuvo contacto, estuvo atrás. Puede haberle tocado la mano” supuso el tabacalero.

Incoherencias, y el deseo de permanecer, por sobre todas las cosas, viviendo del erario público, esta vez la changa salió cara, esperemos que Galíndez haga la correspondiente lectura y que por, sobre todo, la salud del primer mandatario salteño esté óptima. Menos cremas y más sentido común, que esto no es broma.

Lectores: 671

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: