Capital
¿Cuál será su estrategia electoral?

Candela, la concejal fitness que no sabe ni de qué partido es, quiere renovar su banca

A Candela le llegó la hora de empezar a hacer un buen trabajo legislativo, social o apelar a su arma preferida: las fotos seductoras a través de las redes sociales.

Candela Correa, la edil de Salta Capital que ya fue protagonista de varios escándalos y polémicas desde que inició su carrera política, está buscando asesores, encuestadores y punteros que le ayuden a estar un nuevo período en el Concejo Deliberante que se renueva, en su totalidad, a fines de este 2021.

Para quienes no la conocen, Candela es una deportista fitness reconocida en gran parte de la provincia de Salta. En los últimos años, se convirtió en una especie de “influencer” con miles de seguidores a través de las redes sociales. La joven de 29 años también es profesora de ritmos y, a través de sus cuentas, suele tener una activa participación promocionando el cuidado del cuerpo y una vida saludable.

Durante el 2019, anunció su intención de participar en la política salteña y lo hizo dentro del frente Sáenz Gobernador. A través de las PASO, Correa pudo ganarle la pulseada a Julio Romero, Liliana “La Cholita” Pereyra y al ex edil y esotérico Guillermo Capellán. Esto, le permitió llegar a las generales con grandes chances de ingresar al Concejo Deliberante capitalino y grande fue la sorpresa cuando, con 17.463 votos a favor, logró obtener dos bancas en el actual recinto.

Lejos de llegar con alguna idea diferente al de la “sangre joven”, la joven no tuvo muchas propuestas para los vecinos que deben soportarla hasta finales de 2021. Es más, en plena campaña, durante una entrevista a un medio local, Candela “patinó” con sus respuestas y esto causó enojo en la sociedad que, ni lerda ni perezosa, la castigaron en sus amadas redes sociales con una infinidad de memes.

Por ejemplificar algunos de los disparates de esa entrevista podemos mencionar la respuesta a si los servicios de recolección de residuos (hoy en manos de una empresa privada) y el transporte público (bajo la órbita provincial), debían volver al ámbito municipal como años atrás. La entonces candidata se quedó perpleja y, con total sinceridad, prefirió no opinar de un tema del cual no tenía idea. Igualmente lanzó un “está muy bien como está”.

Si bien gran parte de los errores de Cande se deben a su falta de información e interés en algunos temas que deberían ser cruciales para el cargo que ocupa actualmente; mucho influyó también su asesora. La ex suegra de la edil, Liliana Mazzone, fue diputada provincial y asesora en distintos puestos de gobiernos anteriores. Mientras era funcionaria de Casa de Salta tras su salida de la legislatura, tuvo desaciertos en redes sociales para defender a su primo, Juan “Chicho” Mazzone, quien fue condenado a tres años de prisión por corrupción de menores, en perjuicio de jóvenes que fueron fotografiadas semidesnudas en una fiesta en la que él era el anfitrión.

“Otra de las supuestas 'niñas' de juicio contra mi primo !!!!”, publicó junto a las fotografías de las por entonces menores de edad. “Acá están algunas de las menores !!!!! Está visto que armaron la causa !!! Y las fotos están en Facebook o sea públicas !!! Se puede corromper lo que ya está corrupto??? Y además declararon que no pasó nada en el asado !!!!!” escribió en Facebook. Tiempo después, adujo que la causa contra su primo fue hecha para tapar la muerte del fiscal Alberto Nisman. Un disparate.

En fin, mientras muchos no saben cómo deshacerse de la joven edil, ella ya planea nuevamente un período más en el Concejo Deliberante. Aunque no hizo mucho, salvo promover algunos proyectos que no avanzaron como el descuento en impuestos a quienes donen plasma en la pandemia de Covid, y alguna que otra pelea imaginaria contra la intendenta de Salta, Bettina Romero, nadie sabe a ciencia cierta si este año estará rodeado de escándalos en torno a Correa para estar en tapas de medios locales y nacionales. Claro ejemplo de ello fue la supuesta “violencia” que denunció públicamente porque le dijeron en reunión de Comisión que usara una vestimenta acorde y tapara un poco sus atributos.

Al igual que como ocurrió en su momento con Juan Manuel Urtubey que lo acusaban de haber llegado con el “voto bombacha” debido a su juventud y buena presencia, en contraste con su competidor Walter Wayar; a Candela Correa le será difícil quitarse el mote de haber llegado por el “voto calzoncillo”. Le restan un par de meses hasta el 4 de julio, día elegido para las elecciones. Será hora de empezar a hacer un buen trabajo legislativo, social o apelar a su arma preferida: las fotos seductoras a través de las redes sociales.

 

Lectores: 432

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: