Política
No participará de las próximas elecciones

Arturo Borelli sobre su renuncia en el PO: "Fue la decisión política más difícil que he tenido que tomar"

Anticipó que donará una parte de su sueldo a organizaciones sin fines de lucro y a los sectores que estén en pie de lucha

Este jueves se conoció la renuncia que presentó el diputado provincial del Partido Obrero Arturo Borelli en donde manifiesta que se retira del partido al que formó parte hace 13 años para armar un nuevo bloque llamado Planifiquemos Salta.

Anticipó a NOVA que no participará de las próximas elecciones porque no tiene partido. Cabe recordar que Borelli fue durante dos mandatos concejal del Partido Obrero y se encuentra terminando el primero como diputado. Los fundamentos que utilizó para argumentar su renuncia fue que a pesar de que reconoce que sus excompañeros son “gente luchadora, defensora acérrima de los trabajadores y de lo que consideran justo”, él considera que no comparte sus métodos de construcción y no creo que el partido pueda modificarlos.

Asimismo, realizó una fuerte crítica hacia “La izquierda” de toda Latinoamérica puesto que considera que está compuesta por organizaciones que llevan más de 40 años trabajando y conocen los problemas de la gente, mejor que él (Borelli), pero sin embargo “no desarrollaron un programa socialista como propuesta a la crisis, sino que se han abocado a planteos sindicales o a ofrecer consignas aisladas cuya aplicación nunca es explicada”, criticó fuertemente.

Sobre su salida del PO, el diputado manifestó que “lógicamente, sigo defendiendo los intereses de los trabajadores y la población en general. La conformación de un monobloque no implica la estructuración inmediata ni de un nuevo partido ni fuerza electoral, tareas a mediano plazo. Por lo pronto, desde mi banca he desarrollado una agenda mínima y pretendo concluirla por respeto a quienes me apoyan”, expresó.

Cabe recordar que este conflicto inició ya que el Partido Obrero habría apoyado al referente Juan Guaidó y Borelli disintió con lo mismo.

Por último, Borelli manifestó también que un parlamentario “no puede ser un lujo ni un trampolín para el ascenso social. Quienes me conocen saben cómo soy y cómo vivo. Los parlamentarios deberían ganar un sueldo acorde a su función, sin igualar para abajo ni superar el salario de un trabajador calificado. Mientras eso no esté establecido por ley, donaré el porcentaje restante a organizaciones sin fines de lucro y a aquellos sectores que estén en pie de lucha, hasta finalizar mi mandato. Luego de lo cual retomaré mis tareas profesionales sin abandonar mi militancia”.

Lectores: 1115

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: